Tronas de mesa

Las tronas de mesa son tan pequeñas y compactas que no ocupan nada de espacio, tanto si las colocas en la mesa como si las guardas en el armario. Gracias a su pequeño tamaño y a su reducido peso, una trona de mesa es muy fácil de transportar convirtiéndose en el accesorio perfecto para viajar o salir a comer a un restaurante. Solo hay que sacarla de su bolsa, desplegarla y engancharla a la mesa. Estas tronas son adecuadas para cualquier mesa con un grosor entre 20 y 50 cm. Las tronas de mesa no se deben conectar en mesas de cristal, mesas de una sola pierna o mesas de camping. Los bebés de hasta 15 kg podrán disfrutar de este tipo de asientos. Un respaldo amplio con soporte adicional y un arnés de seguridad para que el bebé no se caiga son la clase de accesorios que toda trona de mesa debe tener.

La alternativa a la trona clásica
Ya sea como alternativa o accesorio a la trona clásica, las tronas de mesa son la solución más compacta cuando se trata de sentar a un niño pequeño en una mesa para adultos. Son ligeras, compactas y, normalmente, plegables. Estas características hacen que sean ideales para viajar. En este texto te resumimos las principales características a tener en cuenta a la hora de comprar una trona de mesa.

Información básica
Como todas las tronas de bebé, las tronas de mesa ofrecen la oportunidad a bebés y niños pequeños de compartir mesa con los mayores.

Funcionalidad y ventajas
Las tronas de mesa son particularmente altas y ligeras, normalmente fabricadas en plástico o metal, aunque también pueden ser de madera. Este tipo de tronas se conecta a la mesa por medio de abrazaderas o tornillos. La acción de palanca mantiene la trona de mesa segura y firmemente conectada. Además, los anclajes están revestidos y acolchados para que no se dañe la mesa.

Este tipo de asientos se conectan fácilmente a la mesa y proporcionan un alto grado de flexibilidad. Son perfectos para salir a comer con los pequeños o para ir de viaje. Las tronas de mesa ocupan muy poco espacio y son muy fáciles de almacenar, por lo que también son ideales para tenerlas como segundo asiento en casa de los abuelos. Cuando los nietos no están de visita solo hay que plegarla y guardarla en cualquier parte.

Todas las tronas de mesa son ligeras y fáciles de transportar gracias a su diseño. La mayoría de los modelos también son plegables. Este tipo de accesorios son perfectos para viajar en avión o cualquier otro medio de transporte, ya que no ocupan casi nada de espacio de equipaje.

Características y modelos especiales
Hay una gran variedad de modelos de tronas de mesa para elegir. Están disponibles en diferentes colores, formas, funciones y diseños dependiendo del fabricante.

Las características incluyen, por ejemplo, bandejas ajustables. En la mayoría de las tronas de mesa, el niño o niña utiliza la tabla de la mesa en la que se conecta el asiento. Pero también se puede utilizar una bandeja adicional, muy útil sobre todo a la hora de comer en un restaurante, ya que nunca se sabe lo limpia que está la mesa. Además, este tipo de bandejas tienen un borde elevado que evita el derrame de líquidos y demás comida del bebé.

Otro accesorio muy útil es un cojín adicional de asiento, que proporciona incluso más comodidad.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar y a la hora de utilizar la trona de mesa?
Al comprar una trona de mesa, es particularmente importante comprobar la calidad de su mano de obra. Antes de utilizar el asiento por primera vez, es necesario comprobar que está bien sujeto a la mesa y que podrá perfectamente con el peso del bebé. Las abrazaderas y tornillos deben soportar el peso del bebé incluso cuando no se está quieto.

Otro aspecto importante a considerar es que el tablero de tu propia mesa no sea ni demasiado grueso ni demasiado fino. Además, la mesa debe ser resistente y estable. Por último, este tipo de tronas de mesa tienen limitaciones de peso que es muy importante controlar, este peso máximo nunca se debe superar.

¿Cuándo comprar?
Si vais a utilizar la trona de mesa como trona principal, es recomendable comprarla cuando el bebé esté a punto de cumplir los seis meses de edad. Si vais a utilizar la trona de mesa como trona de viaje o trona adicional, únicamente debéis de aseguraros de pedirla con tiempo suficiente para el viaje. Siempre es recomendable pedir productos con un poco de tiempo extra por si hay algún inconveniente en el envío.